Cuerpo a cuerpo  

Posted by El Vengador Tóxico in

La Caída de Innsmouth

El Coronel hace una señal en dirección al Comandante Maines, que en ese momento se está sirviendo una copa.

- El Comandante Maines dirigirá una escuadra de hombres cuidadosamente seleccionados para llevar a cabo la detención de ciertas personas importantes.

El Comandante levanta su vaso y guiña un ojo a los investigadores. Debe tener al menos cuarenta años, y su fuerte rostro está bronceado y arrugado por una larga carrera al servicio de la Infantería de Marina. Un auténtico marine.

Rothler prosigue.

- El grupo del Comandante Maines debe entrar en la Mansión Marsh situada en Washington Street y detener allí a ciertos líderes locales y sus familias. Su escuadra acompañará a las dos de Corso a lo largo del río hasta alcanzar el puente de Washington Street. Allí, el grupo del Comandante se separará, dirigiéndose hacia su objetivo, situado al norte.

Mientras tanto, dos coches de los agentes del Tesoro de los EEUU entrarán en Innsmouth por el sur, cruzarán el río, y asaltarán la refinería de oro Marsh. El director Hoover, de la Oficina de Investigación, y el agente Mackey dirigirán esta misión. Deben detener a cualquier directivo presente en el lugar, así como incautar todos los documentos y reservas de oro que encuentren. A continuación procederán a la demolición del edificio.

Rothler mira al joven teniente que hay sentado a la mesa.

- Al mismo tiempo, el Teniente Doud dirigirá dos escuadras de infantes de marina que usarán botes de remos para recorrer la red de cavernas subterráneas y túneles que hay en la parte norte de la ciudad.

El joven y engreído teniente echa una ojeada hacia los investigadores y asiente con la cabeza.

- En su día, estas cavernas fueron utilizadas por los contrabandistas. Tenemos razones para creer que en la actualidad podrían estar siendo usadas como parte de una operación de trata de blancas. El Teniente Doud y su grupo deben buscar pruebas de esto, además de demoler los almacenes vacíos a los que se puede acceder desde los túneles.

This entry was posted on miércoles, 16 de abril de 2008 at 10:34 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

0 comentarios (¡Comenta, maldito!)

Publicar un comentario