Diario de Campaña, Sesión 2, Nueva York  

Posted by El Vengador Tóxico in

Las Máscaras de Nyarlathotep

Tras la pausa navideña, volvemos a retomar la campaña. Esto es lo que dio de si la segunda sesión de juego.


15 de enero de 1925, jueves (continuación).

La nieve cae sobre los sobrecogidos investigadores que han presenciado la cruenta escena en el hotel. Aún en estado de shock, acuden a un hospital para curar sus heridas. Allí, un médico incompetente hace una chapuza con la herida que ha sufrido Collin. Luego, el grupo se retira a descansar. Apesadumbrados, prometen proseguir las pesquisas al día siguiente. Samuel, pesaroso, anuncia que pasará unos días fuera, dedicado a un negocio que no puede aguardar.


16 de enero de 1925, viernes.

A las 9 de la mañana, el grupo, reunido en la casa de Sarah-Jane, traza planes tras una noche de tristeza y sueños inquietos. Son las 11 cuando llega desde Arkham, avisado de la muerte de su padre, Constantinus J. Custer. Su alta y demacrada figura se mueve con seguridad. Una vieja cicatriz cruza su rostro impasible. Cuando sus compañeros de la Sociedad Theron Marks le dan su más sentido y sincero pésame por la muerte de su padre, Constantinus se limita a replicar:

- ¿Dónde está la escopeta de mi padre?

Constantinus, Collin y William acuden a la Comisaría de Policía, con la intención de conseguir más datos sobre los nueve asesinatos rituales ejecutados en Nueva York en los dos últimos años. No es mucho lo que averiguan, pero el predicador recupera la escopeta de Zack. Mientras, Sarah-Jane telegrafía a un viejo amigo, en la ciudad de Londres, solicitando información acerca de la Fundación Penhew.

Collin hace una llamada telefónica a Importaciones Emerson. Averigua que Silas N’kwane (el nombre que aparece escrito a mano tras la tarjeta de la empresa) es un importador de productos africanos residente en Kenia.

Sarah contempla la fotografía del barco con detenimiento. Algo se ilumina en sus recuerdos: ¿acaso no es ese el puerto de Shangai dónde ella misma estuvo hace años? La joven habla más tarde con Mirian Atwright, de la Biblioteca de la Universidad de Harvard. La mujer anuncia que Elias buscaba un ejemplar de Sectas Oscuras de África, pero el libro desapareció de los estantes, acompañado de un repugnante olor.


A las 5 de la tarde, el grupo al completo visita el Pillar Riposte. Allí conocen a Michael Tyson, el periodista de sucesos que ha redactado el artículo sobre la muerte de Jackson Elias. Tyson sonsaca toda la información posible a Collin, aunque no ofrece mucho a cambio: sólo la posibilidad de ayudarles al día siguiente rebuscando artículos relacionados con los asesinatos. Mientras tanto, Sarah y William, en los archivos del periódico, descubren nuevos artículos referentes a la desaparecida expedición Carlyle.

Esa misma noche, Sarah llama a la finca Westchestser, con la intención de conseguir una cita con la hermana de Roger Carlyle, Erica. Pero conseguir esa cita no parece tan fácil.


17 de enero de 1925, sábado

El grupo dedica la mañana a buscar pistas en viejos periódicos, sin éxito. Tienen más éxito esa misma tarde, encontrando nuevos artículos sobre la expedición. Además, Sarah-Jane recibe respuesta de su amigo londinense. La Fundación Penhew, fundada por Sir Aubrey Penhew (uno de los miembros de la expedición), realiza numerosas investigaciones en Inglaterra y el extranjero, y es la responsable de la educación de jóvenes prometedores pero carentes de recursos. Sarah encarga a su ayudante que concerte una cita con la escurridiza Erica Carlye. Por último, el grupo retorna a Arkham para enterrar a su amigo Zackarías.


18 de enero de 1925, domingo

Tras un triste entierro el grupo vuelve a N.Y. Esa tarde curiosean las inmediaciones de Importaciones Emerson, un almacén en los muelles próximos al rio Hudson.


19 de enero de 1925, lunes

De nuevo en la hemeroteca, encuentran nuevas referencias a la expedición.


20 de enero de 1925, martes

Visitan las oficinas de Importaciones Emerson, donde conocen a Arthur Emerson. El amable propietario les informa sobre Silas N’kwane, un importador keniata de artículos africanos. Emerson distribuye estos artículos a una tienda de Harlem: La Casa del Ju-Ju.

Son las 10 de la mañana, y pese a ser un día soleado un viento frío azota los muelles. Los investigadores se arrebujan en sus abrigos, armados con un montón de pistas y más interrogantes. ¿Quiénes eran los siniestros hombres ataviados con estrafalarios gorros que asesinaron a Jackson Elias? ¿Y cual fue el motivo del sangriento asesinato? ¿Acaso tuvo que ver con las investigaciones de Elias sobre la desaparecida expedición del playboy Roger Carlyle? ¿Y que hay, entonces, de los otros ocho asesinatos de similares características en los últimos años? ¿Estará Erica Carlyle relacionada con tan extraños acontecimientos? ¿Qué ocurrió en la biblioteca de Harvard? ¿Conocerá el editor de Elias en qué andaba metido este antes de morir? ¿Qué relación había entre los miembros de la expedición Carlyle? ¿Será la Casa del Ju-Ju otra pieza de este demencial rompecabezas?

This entry was posted on domingo, 14 de enero de 2007 at 12:37 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

0 comentarios (¡Comenta, maldito!)

Publicar un comentario