El Ciclo de Nyarlathotep  

Posted by El Vengador Tóxico in

Las Máscaras de Nyarlathotep

"Las leyendas antiguas resultan difusas y ambiguas y, en el pasado, todos los intentos por cubrir abismos prohibidos parecían complicarse a causa de extrañas y terribles alianzas con seres y mensajeros del exterior. Ahí estaba la figura inmemorial del representante o mensajero de poderes ocultos y pavorosos: el "Hombre Negro" del culto a las brujas, y el «Nyarlathotep» del Necronomicón".

H.P. Lovecraft, "Los sueños de la casa de la bruja"


"Se cernía sobre nosotros en toda su babeante hediondez el Poderoso Mensajero, el Caos Reptante que había surgido de la negrura debajo de las pirámides en plena noche. Olvidado durante siglos, enterrado junto a civilizaciones que eran más antiguas que el hombre, yacía bajo el corazón de Nueva Orleáns y, a sus pies, estos grandes hombres no eran más que necios insípidos que habrían huido despavoridos de haber sabido lo que representaba aquel coloso de piedra magníficamente esculpido".
J.G. Warner, "El titán de la cripta"


Se sabe que Nyarlathotep, el Poderoso Mensajero de los Dioses Exteriores, también porta nuevas de los Primigenios. Es el único Dios Exterior que ha decidido personificar su presencia en nuestro planeta. Deidad de las mil formas, acude a la Tierra para mofarse, para sembrar el caos y avivar los impulsos autodestructivos de la humanidad. Este volumen de historias y poemas ilustra la ubicua presencia de Nyarlathotep y lo muestra en sus distintos aspectos. Entre ellos, cabe resaltar su presencia como Nephren-Ka, el temible Faraón Negro del Egipto de las dinastías. Entre los trece relatos se cuenta una novela corta de Lin Carter. Robert M. Price contribuye con un prefacio para cada historia.

Atentos a la portada del libro. ¡Directamente fusilada de un disco de la mítica banda de death metal Obituary!

This entry was posted on jueves, 7 de diciembre de 2006 at 19:58 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

0 comentarios (¡Comenta, maldito!)

Publicar un comentario