Las Bandas  

Posted by El Vengador Tóxico in

sLAng

Desde las calles hasta lo profundo de las prisiones, las bandas son uno de los principales grupos de poder de Los Ángeles. Organizadas por territorios y generalmente étnicas, las bandas están implicadas en tráfico de drogas, armas, prostitución, robos, asesinatos y extorsión.

Para muchos jóvenes, sobrevivir en el barrio equivale a unirse a una banda, vestir unos colores y defenderlos. Siempre enfrentadas entre sí, las bandas se identifican por grafittis, colores en la ropa, tatuajes y signos manuales.

Quizás las más famosas bandas de Los Ángeles son los Crips y los Bloods. En realidad, no son exactamente bandas sino una especie de “confederaciones de bandas” que pueden ser tipo crip o tipo blood y que están formadas generalmente por adolescentes negros, que controlan el tráfico de drogas en los barrios afroamericanos marginales. Enemigos jurados, Crips y Bloods no pierden la oportunidad de joderse mutuamente.

Las bandas hispanas son, sin embargo, las más numerosas y peligrosas y tienen contactos con los cárteles mexicanos de la droga. Actualmente hay una guerra declarada entre pandillas del sur que apoyan a la banda carcelaria denominada Mafia mexicana o EME y las del norte, vinculadas a otra banda carcelaria rival: La Nuestra Familia. Hay muchos otros grupos, como las bandas asiáticas relacionadas con las triadas o los grupos racistas de supremacía blanca como los skinhead o los peckerwood, y bandas de motoristas como los celebérrimos Ángeles del Infierno.

Además, en las prisiones hay grupos bien organizados que extienden sus tentáculos hasta las calles y actúan como verdaderos grupos mafiosos. Algunos de los principales son la EME, la Nuestra Familia, la Hermandad Aria, la Guerrilla Negra o la Mafia Negra.



Nota: Este texto es un extracto de la guia de iniciación de sLAng, A QUEMARROPA, que podéis descargar en ESTE enlace.



This entry was posted on lunes, 31 de julio de 2006 at 19:48 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

0 comentarios (¡Comenta, maldito!)

Publicar un comentario